Noche de San Juan

Comparte este artículo

Como cada Junio, se celebra la llegada del verano con la conocida “Noche de San Juan”. En ella tienen lugar las famosas “hogueras” que no dejan indiferente a nadie, tanto por sus dimensiones como por los rituales que en torno a ellas tienen lugar. La festividad, al parecer, se remontaría a la antigüedad, antes de que el cristianismo hallase cabida en la península. Con el correr del tiempo La noche de San Juan fue una de las tantas costumbres que se mantuvieron y que fueron integradas al desarrollo de la nueva religión bíblica.

Como todo rito, la noche de San Juan consiste en asegurar que el tiempo mantenga su circularidad, que los acontecimientos se repitan y que los dioses obtengan ofrendas. La hoguera es el rito principal de las celebraciones del solsticio de verano. Y es que, en la Noche de San Juan, no falta nada. La magia está garantizada, los cuatro elementos están presentes: aire, tierra y, sobretodo, agua y fuego. La música y la comida también son parte de este ritual escénico que recibe los vientos estivales con los brazos bien abiertos.

La tradición reza que para purificar el alma y tener buena suerte en el próximo ciclo que comienza hay que saltar la hoguera unas nueve veces. Aunque el número cambia según la zona en la que nos encontremos. La noche de San Juan ya es una de las tradiciones que ningún año falta, es parte de las venas de Galicia, de su historia y de la vida de quienes aquí habitan.

Si bien en toda la geografía gallega se celebran estas fiestas el punto más importante, que ya ha sido declarado de Interés Turístico Nacional, es la ciudad de “A Coruña”. Allí las playas de Riazor y del Orzán se llenan de gente proveniente de todas partes para asombrarse con esa noche de magia, mar y llamas. Y tal es la convocatoria y el interés que despierta la noche de San Juan que el concello de La Coruña ha organizado un calendario de cinco jornadas bajo el nombre de “Lume na praia”. Durante estos días se podrán escuchar grupos musicales como Los Secretos, Mikel Erentxum y Siniestro Total, en la histórica plaza de María Pita.