Hoguera de San Juan
Comparte este artículo

Ya falta muy poquito para la noche de San Juan. ¡y qué ganas! Aquí en Galicia nos encanta celebrarla. Y te vamos a explicar por qué.

Sus orígenes no están muy claros, ya que se suele asociar al cristianismo, con el nacimiento de San Juan Bautista. Este fue un personaje religioso, coetáneo a Jesucristo, que basaba su evangelización en predicar el sacramento de bautismo como elemento central del movimiento. Lo curioso es que, exceptuando a Cristo, del resto de personajes religiosos se suele conmemorar o celebrar la muerte, no el nacimiento. San Juan Bautista es uno de los pocos de los que se celebra su nacimiento.

La otra concepción del origen de esta fiesta es más pagana. Se concibe como el inicio del solsticio de verano, celebrándose que es la noche más corta de todo el año (en el hemisferio norte) o la más larga (en el sur).

cachela de san juan

Aún así, hay diversas teorías y opiniones sobre qué día es la auténtica noche de San Juan, si la del 23 al 24, o el 24 al 25 de junio. Por eso, algunos deciden darle paso al verano, con la celebración un día distinto. 

Tras un duro año de trabajo, ¿qué mejor que un par de meses de verano? Calorcito, un clima soleado, vacaciones, playa, amigos… Pues toda esta etapa, se inicia con la celebración de San Juan.

Historia

Esta tradición milenaria no tiene un inicio claro y concreto, pero tenemos evidencias de que determinadas civilizaciones antiguas:

  • Durante la época de la cultura celta, ya se hablaba de la llegada del solsticio como una celebración. Lo hacían encendiendo hogueras, para buscar la bendición que tanto ansiaban.
  • En la época clásica, los Griegos y los Tomanos lo hacían para venerar a sus dioses. Los primeros lo hacían para rendir culto a Apolo, dios del sol y la luz; mientras que los segundos se lo dedicaban a Minerva.
  • Los Mayas, Incas y Aztecas no se quedaban atrás y le rendían culto al sol.
  • También para rendirle culto y conseguir la purificación, los bereberes celebraban el inicio del verano.
  • La religión católica ha intentado expandir la celebración de San Juan como un festejo para conmemorar el nacimiento de San Juan Bautista, como hemos dicho anteriormente.
  • Para los hindús, es una forma de mantenerse en contacto con los antepasados, por eso las cenizas se guardan todo el año.

¿Cómo se celebra?

Símbolos

La fiesta de San Juan tiene unos símbolos básicos que conforman la esencia de la propia fiesta.

El fuego es el principal, es el elemento básico. Con el fuego no solo arde la madera con la que fabricamos las hogueras, sino también los malos espíritus, malas sensaciones, penas, tristezas… Además, puedes quemar también un papel escrito con todo lo que desees dejar atrás este verano. Antiguamente se utilizaba el fuego para marcar el inicio del verano y darle un pequeño empujón al sol, ayudándole a renovar su energía para que fuera capaz de seguir iluminando la tierra. 

El agua es el segundo elemento más importante de la tradición de San Juan. Simboliza la fertilidad y la pureza, y, según cuenta la leyenda, un baño en el mar en la noche de San Juan y gozarás de salud todo el año.

Las hierbas es otro de los elementos fundamentales de la noche de San Juan. Por sí mismas, hierbas como el tomillo, el hinojo, el romero, la hierbaluisa o la propia hierba de San Juan, tiene propiedades curativas. Pero en el día de San Juan, esto se lleva a lo más alto y se exagera, creyendo que puede curar enfermedades y propiciar milagros.

Rituales

Durante la celebración, hay muchas tradiciones y rituales que deberías llevar a cabo si deseas gozar de todos los beneficios que te ofrece la noche más mágica del año.

Hay desde rituales básicos y fáciles hacer, hasta otro más complejos, sentimentales y emocionales. Supongo que desde pequeño habrás visto a gente saltar las hogueras o cachelas, como se llaman aquí. Esto se hace porque proporciona buena suerte para lo que queda de año. Este ritual está relacionado con el primer símbolo: el fuego.

Relacionados con el segundo, el agua, nos encontramos diversos rituales, también muy conocidos. El primero, bañarte en el agua si lo estás celebrando en una playa. También puedes lavarte la cara con agua para mantenerte joven y guapo, pero ojo, tras lavarte la cara no puedes mirarte en un espejo, o de nada servirá. Hay más rituales, como saltar 9 o 7 olas del mar para gozar de un año entero de fertilidad, pero algunos se han ido olvidando y deberías evitarla por seguridad, ya que podrías ponerte en peligro.

Las hierbas mágicas también poseen sus propios rituales. El más conocido se basa en recoger las hierbas la víspera y dejarlas fuera toda la noche, a remojo en un recipiente con agua. La mañana siguiente debes lavarte con estas flores para evitar o curar enfermedades cutáneas. Eso sí, debes lavarte orientado hacia el sol.

Hierbas de San Juan

Otra de las tradiciones es para ahuyentar las meigas, muy presentes esa noche. Para esto, se debe colgar un ramillete en la puerta de la entrada o en las ventanas.

Como hemos dicho antes, hay algún que otro ritual más próximo a lo abstracto y emocional, como colocar dos velas rojas en tu dormitorio para encontrar el amor de tu vida; o derramar tinta sobre un papel, doblarlo, y esperar al dibujo premonitorio que al día siguiente aparecerá y deberás interpretar.

La celebración en Galicia

Evidentemente, y como ya comentamos en artículos anteriores como el de la queimada o el de los tópicos, Galicia siempre ha tenido su parte esotérica. Leyendas mágicas perduran en nuestra cultura debido a las tradiciones que se fueron arraigando con el paso del tiempo. ¡Ojo!, que, aunque esto no quiere decir que todos los gallegos seamos esotéricos, no significa tampoco que no nos guste celebrarlo como a los que más. Y es que aquí no nos andamos con tonterías, nos gusta pasarlo bien al más puro estilo del noroeste. 

Queimada
Queimada Gallega

La gastronomía siempre nos acompaña en cada una de nuestras celebraciones. Y en esta no iba a ser menos. La tradición es asar sardinas en la brasa y acompañarlas de los famosos cachelos (patatas cocidas con la piel). Las sardinas se mojan en un trozo de pan que está delicioso con la salsa del pescado. La bebida por excelencia de esta fiesta es la queimada. Y es que como esta espanta a los espíritus y a las meigas, no podría haber una bebida más idónea para la noche.

A Coruña

La tradición en A Coruña manda, y es por esto por lo que tanta gente se acerca a la ciudad el 23 de junio. Tanta que se ha conseguido convertir esta celebración en una fiesta de Interés Turístico Nacional, atrayendo a visitantes de todo el mundo.

Vamos a enseñaros una serie de pasos que debéis seguir para celebrar la noche:

  1. Recoger la madera que después se quemará y ordenarla haciendo ya la forma de la cachela.
  2. Recoger las hierbas necesarias para seguir el ritual para mantener a raya las enfermedades cutáneas.
  3. Encender la cachela.
  4. Sentarte en un sitio alto a admirar la belleza de la ciudad iluminada. Porque si es bonita de por sí sola, imagínate en una noche tan mágica.
  5. Bailar, comer y beber alrededor de la hoguera, disfrutando la noche en la mejor compañía.
  6. Cuando se esté apagando, es el momento de empezar con el ritual de saltarla.
  7. Por último, bañarte en la playa. En los últimos años se está prohibiendo por la peligrosidad de Orzán y Riazor. Infórmate antes de poner un pie en el agua.

Como ha crecido tanto la fiesta, en los últimos años, se ha extendido la fiesta a una semana de celebración con diversas actividades de todo tipo. Nos encontramos desde talleres, cuentacuentos, espectáculos de teatro… hasta conciertos de grupos de moda como Novedades Carminha.

Del 17 al 24 te esperamos en Coruña para celebrar con nosotros la mejor noche del año. 

Aquí te dejamos el cartel por si no te habíamos convencido ya.

San Juan en España

Pero si creíamos que en Galicia se celebraba bien el San Juan, no iba a ser menos en otras zonas del país.

En Alicante conforman las fiestas más importantes de la ciudad, y están declaradas como Interés Turístico Internacional. Las fiestas duran varios días y pasan por diferentes etapas y actividades.

La Plantá es un concurso entre distintos barrios por hacer la mejor hoguera en su categoría. También se hacen ofrendas a la Virgen del Remedio y se programan desfiles folclóricos con carrozas, bandas y bailarines. La noche del 24 se prenden estas hogueras y se celebra la noche de San Juan propiamente dicha. Esto último se conoce como La Cremá.

También en Alicante la hay, pero en Barcelona no falta ni un solo gramo de pólvora entre los petardos y los fuegos artificiales. Se hacen hogueras en la playa y en las plazas de cada distrito de la ciudad.

En Andalucía, la noche se celebra con dos factores que la diferencian del resto de lugares. El primero es que preparan las sardinas en espetos, técnica propia de allí. Y els segundo y más llamativo es que se produce la “Quema de los Júas”. Los júas son muñecos de trapo hechos por los vecinos y que representan personajes populares. Miden un par de metros, por lo que, si llegáis antes de que se quemen, podréis verlos sin problema.

Menorca

En Menorca, por raro que parezca, el fuego no es el elemento más importante de la celebración, sino los caballos. Hay dos tipos de jinetes que hacen bailar los caballos:

  • Los Cavallers, que son jinetes de todas las edades
  • Los Caixers, que representan los diferentes estamentos sociales de la sociedad del siglo XIV

Consejos

Antes de acabar de hablaros de la celebración, vamos a daros unos pocos consejos para hacer de la fiesta, un lugar seguro.

  1. Antes de prender nada, lo primerísimo de todo es ir a pedir permiso al ayuntamiento o al órgano administrativo encargado de los permisos de fuego.
  2. El sitio en que hagas la cachela debe ser un sitio seguro y despejado, alejado de casas, coches, vegetación, contenedores… lo más recomendable es establecer incluso un perímetro de seguridad para evitar problemas.
  3. Los materiales que se pueden quemar no deben ser tóxicos ni muy inflamables. Y menos aún, usar gasolina o cualquier derivado del petróleo.
  4. Si algo va mal, es necesario tener un medio de extinción cerca, como agua o extintores. Y siempre hay que barajar la opción de llamar a los bomberos por si la cosa se pone peor.
  5. No te pases con las dimensiones de la hoguera, ya que cuanto más grande sea, peor va a ser en caso de que se propague el fuego o en la respiración de gases tóxicos.
  6. Siempre tienes que tener presentes las condiciones meteorológicas, ya que el viento es un buen aliado del fuego y puede pasar en nada a ser una catástrofe.
  7. La ropa de los que están más próximos del fuego debe ser de algodón y se debe evitar otras combinaciones textiles que ayudan a la corrosión del fuego.
  8. Ojo con los petardos, préndelos en el suelo y a una distancia de seguridad.
  9. Al acabar deja las brasas bien apagadas.
  10. Si la has hecho en una playa, además de apagarla bien, acuérdate de cubrir bien las brasas para que, al día siguiente, los bañistas que decidan acercarse a la playa, no se quemen los pies.

Aquí tenéis un par de ellos, contados por un experto en el tema:

Todos estos consejos pueden combinarse con pasarlo bien. Así que ya sabéis, ante la duda… Diversión pero con seguridad siempre. 

Y tú que… ¿ya has decidido dónde vas a celebrarlo?