Queimada gallega

Queimada Gallega

Comparte este artículo

Seguramente alguna vez hayas visto como los gallegos hacían una bebida alcohólica en una pota tradicional de barro, de cerámica. Esta bebida es la queimada.

Queimada en casa

Y es que no hay nada que nos guste más que reunirnos de noche todos juntos en alguna casa y ponernos a hacer la queimada. Y no es solo porque nos guste, sino que a veces eso queda en segundo plano y lo hacemos por quedar todos juntos pasando un buen rato.

Historia

Se dice que su origen es en la cultura castrexa de los Celtas, pero también hay teorías de que nació tras la llegada a la península de los musulmanes, en la Edad Media.

Relacionados con esta pócima encontramos diversos términos: misterio, magia, hechizo, meigas y oscuridad.

Misterio porque no se sabe de dónde proviene exactamente y si son ciertas todas las teorías curativas sobre esta bebida.

Magia, hechizo y meigas porque se decía que protegía de los distintos maleficios de las meigas (brujas que hacen y deshacen conjuros y echan males de ojo). Además, también sirve para alejar a los malos espíritus y demás seres malvados de quien ha bebido de ella.

Oscuridad porque se recomienda hacerla en la oscuridad de la noche, dejando que la luz azul y amarilla del fuego quemando el aguardiente ilumine todo el lugar.

Luz de la queimada

Receta

Ingredientes

  • 1 litro de aguardiente blanco
  • 150 gramos de azúcar blanco
  • Granos de café
  • Mondas de limón y naranja

Preparación

  1. En una cazuela típica de queimada o una pota de cerámica común se introduce el aguardiente y el azúcar.
  2. Después debemos lavar y pelar los limones y las naranjas, y añadimos las cáscaras en la cazuela donde ya tenemos el aguardiente y el azúcar.
  3. El siguiente paso es coger un puñado de granos de café enteros e incorporarlos a la mezcla de antes.
  4. Ahora es el momento de encenderla. Debes coger un poco en el cucharón, introducir un poco más de azúcar y prenderle fuego con un mechero o cerillas. Después tienes que acercar el cucharón al líquido del recipiente para que se extienda el fuego. Debéis tener mucho cuidado en estos pasos.
  5. Se tiene que remover la mezcla mientras se pronuncia el conjuro. 
  6. Cuando desees apagarla para probarla, dependiendo del grado de alcohol que busques, deberás hacerlo soplando o tapándola. La queimada se debe servir caliente y en pocillos o vasos de barro.

Conjuro de la queimada

El conjuro, aunque se cree que tiene una autoría anónima, lo cierto es que fue creado en Vigo en el año 1967 por Mariano Marcos de Ábalo, para una fiesta de juegos florales. Comenzó a recitarse en una discoteca de la ciudad hasta que una imprenta después comenzó a distribuirlo. Poco a poco se fue expandiendo hasta incluirse en la tradición popular.

Conjuro de la queimada

El conjuro debe recitarse mientras arde el aguardiente, y el texto es así:

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.

Demos, trasgos e diaños,

espritos das nevoadas veigas.

Corvos, pintigas e meigas,

feitizos das menciñeiras.

Podres cañotas furadas,

fogar dos vermes e alimañas.

Lume das santas Compañas.

 

Mal de ollo, negros meigallos,

cheiro dos mortos, tronos e raios.

 

Ouveo do can, pregón da morte;

fuciño do sátiro e pé do coello.

 

Pecadora lingua da mala muller

casada cun home vello.

 

Averno de Satán e Belcebú,

lume dos cadavres ardentes,

corpos mutilados dos indecentes,

peidos dos infernales cus,

muxido da mar embravescida.

 

Barriga inútil da muller solteira,

falar dos gatos que andan á xaneira,

guedella porca da cabra mal parida.

 

Con este fol, levantarei as chamas deste lume

que asemella ó do inferno

e fuxirán as meigas a cabalo das súas escobas,

índose bañar na praia das areas gordas.

 

¡Oíde, oíde! os ruxidos que dan as que

non poden deixar de queimarse

no augoardente quedando así purificadas.

 

E cando esta brebaxe baixe polas nosas gorxas,

quedaremos libres dos males

da nosa alma e de todo embruxamento.

 

Forzas do Ar, Terra, Mar e Lume,

a vós fago esta chamada:

Si é verdade que tedes máis poder que a humana xente,

eiquí e agora, facede que os espritos dos amigos que estean fóra,

participen con nós desta queimada.

El grupo El Mago de Oz decidió hacer una versión en su disco Finisterre del conjuro de la queimada. Una mezcla entre el recital y la música instrumental de fondo hace de ella una buena opción si prefieres poner la canción en lugar de recitarla tú mismo.

Esperamos que os haya gustado nuestro artículo sobre la queimada. Coged la receta y ¡a ver cómo os sale vuestra primera queimada! ¡Mucha suerte!

Si queréis seguir leyendo más artículos sobre la Galicia Maxica, en nuestra página encontraréis más. ¡Hasta la próxima!