6 cosas que no te puedes perder en Santiago de Compostela

Comparte este artículo

Santiago de Compostela es una de las ciudades gallegas más culturales, donde puedes ver huellas de la historia del lugar a cada paso que des. Es ese tipo de ciudad que crece cada día más por los turistas y el reconocimiento que va ganando, pero que es capaz de mantener su esencia intacta. Su universidad es una de las mejores reputadas de España y con más tradición, y su casco histórico incluso ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. ¿Qué más tenemos que decir para convencerte de que vayas?

Aquí dejamos una lista de cosas muy interesantes que hacer en la ciudad, esperamos que sigas nuestro camino…

1.Empecemos por lo que todo el mundo asocia con Santiago: La Catedral.

Por orden del rey Alfonso VI se empezó a construir la catedral en el año 1075. Tras muchos años de duro trabajo y partes de la obra que quedaron sin acabar, la catedral se convirtió en uno de los lugares más importantes de peregrinación y templo cristiano. Es uno de los exponentes románicos más importantes del mundo, pero, a pesar de que contempla la planta de cruz latina de tres naves, su estética ha sido reformada en varias ocasiones a lo largo de los años.

La historia dice que se construyó una capilla encima de la tumba del Apóstol Santiago, difusor del cristianismo, para rendirle culto. Esta capilla primitiva es la prebase de la actual catedral.

Catedral De Santiago de compostela

En su exterior encontramos muestras de arte de gran valor como El Pórtico de la Gloria, la fachada de las Platarías, la de Azabachería, o la de la Quintana…

Algo que toda persona debe visitar en la Catedral es el “Botafumeiro”. Es uno de los símbolos más famosos de la Catedral de Santiago. Se trata de un incensario enorme que está colgado en la cúpula central, desde donde se mueve. Se utiliza en ocasiones especiales de celebración eucarística como el Domingo de Resurrección, el día de Todos los Santos, el día del Martirio de Santiago, el día de Navidad…

Botafumeiro

Una de las actividades que no son tan comunes y que se debería recomendar más a menudo es el acceso a los tejados de la catedral. Desde las cubiertas podrás contemplar unas vistas privilegiadas de la propia basílica como de toda la ciudad. Se hacen en grupos con visita guiada de martes a domingo y se caminará por encima de la Torre de la Carraca, El Pórtico de la Gloria y la Torre de las Campanas. El precio ronda los 10€, pero es una ruta que vale la pena.

Cubiertas Catedral

2. La siguiente recomendación es el Pazo de Fonseca, situado muy cerquita de la catedral. Desde su fundación en 1522, fue utilizada como colegio mayor, como convento de la nobleza, como hostal para campesinos y comerciantes, como Seminario de Estudos Galegos, y más recientemente, como facultad de medicina, farmacia y económicas. Actualmente es la Biblioteca General de la Universidad de Santiago de Compostela.

Lo que más destaca de este edificio es su estética renacentista. Tan pronto entras por la puerta, se da paso a un vestíbulo que acaba en un patio precioso rodeado por un claustro. La belleza de este patio es uno de los mayores atractivos del edificio, tiene un encanto natural.

El horario de visita al claustro es, de lunes a viernes, de 9:00 a 21:00h. Allí puedes ver exposiciones de todo tipo, según la época que sea. Dentro también hay una pequeña capilla gótica y el Salón Artesonado.El Pazo de Fonseca fue reconocido como Bien de Interés Cultural en 1931.

Jardín Pazo da Fonseca

3. El entorno de la Catedral y el Pazo da Fonseca es el Casco Viejo de la ciudad, aunque nos parecía necesario hacer una mención especial a los dos anteriores.

Como ya hemos dicho, Santiago muestra su historia en cada rincón, y por eso tiene un casco antiguo tan rico en cultura. Rodeando la Catedral están las plazas de la Azabachería, Pratarías y A Quintana. Cada una más especial que la anterior. Pero si hay una que destaque es la del Obradoiro. Esta está delimitada por varios edificios importantes como el Pazo de Raxoi, La Catedral, El Hostal dos Reis Católicos y El Pazo de San Xerome. Además, es la meta de la peregrinación por el Camino de Santiago.

Una norma que se debería cumplir a la hora de pisar la Plaza del Obradoiro es tumbarse mirando hacia la Catedral, ya que ofrece una perspectiva distinta de la basílica y se dice que produce la sensación de que puede derrumbarse en cualquier momento sobre ti.

Siguiendo por el casco antiguo, nos encontramos con el Monasterio de San Martiño Pinario, el Convento de Santa Clara, el Pazo de Xelmírez…

Por otro lado, si buscas sitios donde ir a tomar algo y comer algo a base de picoteo, el centro histórico es tu sitio. Toda la zona antigua de Santiago tiene callejuelas donde podrás encontrar pequeños bares con encanto que ofrecen tapas con una consumición. Una de las calles más famosas es la Rúa do Franco, o sino, A Raíña.

4.. Tras haber hecho una parada para reponer fuerzas con tapitas ricas, podemos acercarnos al Parque de la Alameda. Este se divide en tres zonas: El paseo de la Alameda,La Carballeira de Santa Susana y el Paseo de la Herradura.

Mirador del Parque
Mirador de la Alameda

Este parque público está abierto las 24 horas del día, y se ha convertido en uno de los lugares preferidos por los habitantes de Santiago para pasear, relajarse, leer, jugar con los niños… Su extensión de 56.000 metros cuadrados alberga una escultura en honor a Valle Inclán, una fuente preciosa en el Paseo da Ferradura, y un Palco de la música en el de la alameda.Ya que estás en la Alameda, no te puedes ir de allí sin hacer lo más típico de allí: sacarte una foto con “Las Marías”.

Estatua "As Marías"
Estatua «Las dos Marías»

Esto es una estatua que conmemora la historia de las dos Marías. Se les llamaba así a dos jóvenes hermanas que, durante los años previos y posteriores a la Guerra Civil, salían a la calle todos los días a pasear con ropa hecha en casa de colores vivos y alegres. Con el estallido de la guerra, y para averiguar el paradero de sus hermanos anarquistas, los falangistas empezaron a torturar duramente a la familia. A pesar de esto, las dos hermanas seguían saliendo a pasear todos los días de manera extravagante.

5. Centrándonos más en museos propiamente dichos, el Museo do Pobo Galego es el rey de los museos de la ciudad. Fue creado en 1976 para analizar, defender y promover la cultura gallega. El museo está situado en el antiguo convento de Santo Domingo de Bonaval, fundado a principios del siglo XIII, y su estilo es gótico y renacentista. En su interior, también está alojado el Panteón dos galegos ilustres, donde están enterrados personajes como Rosalía de Castroo Alfredo Brañas.

Entrada Museo do Pobo Galego

Este museo es una de los más visitados por niños de todos los colegios de la zona, y lo que más les asombra siempre es la triple escalera helicoidal. ¡es una auténtica maravilla!

Escalera helicoidal

El museo está compuesto por exposiciones fijas y temporales. Las fijas son nueve salas: el mar, el campo, los oficios, la música, la indumentaria, hábitat y arquitectura, artes plásticas, la sociedad y, por último, memoria y tradición.También posee un auditorio y un archivo gráfico y sonoro, así como una sala de audiovisuales y salas de reunión. La tarifa general son 3€ y está abierto de martes a sábado (de 10:30 a 14h y de 16h a 19:30h) y los domingos y festivos (de 11h a 14h).

Un museo con el que seguro aprenderás mucho y te interesarás más por la cultura gallega.

6. Por último, y siguiendo este hilo cultural, vamos a hablaros de la Cidade da Cultura.Dentro de esta están construidos:

  •  El Museo Centro Gaiás
  • La Biblioteca y el Archivo de Galicia
  • El Centro de Emprendimiento Creativo
  • El Centro de Innovación Cultural
  • El edificio Fontán
  • Las torres Hedjuk
  • El Bosque de Galicia
  • El Parque del Lago
  • El Jardín del Teatro
  • El Jardín Literario
  • El Parque de la Ballena

La ciudad cultural nació como un proyecto ganador en un concurso internacional, inspirado en el casco antiguo de Santiago. Se empezó a llevar a cabo en 2011, pero hay edificios que están aún en plena construcción.

La visita es gratuita y el recinto está abierto todos los días, de 08:00h a 11:00h. Dentro podrás acceder a las distintas actividades que plantean en su programa cultural, como exposiciones, talleres sobre novelas, obras de teatro, visitas guiadas… Además, desde este punto de Santiago podemos disfrutar de unas vistas mágicas de toda la ciudad y apreciar la belleza que la rodea.

Atención, como pequeño bonus extra: subir al Monte do Gozo. Vistas increíbles de la ciudad desde un punto elevado donde puedes relajarte y disfrutar de la naturaleza.

Monte do Gozo

Si quieres leer más artículos, aquí te dejamos unos cuantos.