Comparte este artículo

La cerveza artesana, últimamente, le está ganando puestos a la cerveza industrial, y es que está totalmente de moda. La tendencia actual está evolucionando a los productos naturales y sanos, con el famoso movimiento realfooding. Este, se basa en la alimentación evitando los productos ultraprocesados y basándola en ingerir productos naturales. Y esto se traslada también a las bebidas, intentando reducir el azúcar de los refrescos e incrementando la fabricación natural de otras. 

Realfooding

En cuanto a la cerveza, la gente prefiere hacer la suya en casa, con ingredientes naturales, sin aditivos artificiales y ni conservantes.  Además, hay más motivos para su elección:

El filtrado es natural, sin la intervención de grandes maquinarias con fórmulas químicas que reducen el sabor y las propiedades de la levadura y las proteínas de la cerveza. Con esto, conseguimos un mayor sabor y aroma, con muchas variedades muy diferentes. 

cerveza sirviéndose

En el proceso de pasteurización, hay abierto un debate sobre si es indispensable para producir cerveza con una seguridad alimentaria correcta. Cada uno tiene su opinión sobre los beneficios y los inconvenientes de este proceso. Pero, para asegurarnos de que no haya ningún problema, es mejor pasteurizarla. Además, al evitar el filtrado químico, la perdida de sabor y de las propiedades nutritivas casi ni se aprecia.

Aquí os dejamos una pequeña receta para hacer cerveza artesanal en casa.

Receta de la cerveza

Ingredientes (15 litros):

  • 30 litros de agua declorada
  • 4,5 kilos de malta de cebada
  • 25 gramos de lúpulo 
  • 1 sobre de levadura de cerveza
  • Azúcar

Proceso de fabricación

  1. Maceración: Este proceso consiste en mezclar durante 90 minutos la malta con agua caliente en una olla. Se revuelve para evitar los grumos. Con este paso, el almidón se convierte en azúcar, obteniéndose el mosto.
  2. Hervor: aquí es el momento donde debe hervirse el mosto durante una hora. Mientras el mosto está hirviéndose, es el momento de agregar el lúpulo para darle aroma. Tras hervir, se revuelve bien para que los residuos del proceso se queden en el fondo de la olla.
  3. Enfriado: Ahora se debe dejar enfriar durante unas semanas. Para ello basta con poner la olla en un recipiente con hielo o en el fregadero.
  4. Fermentación: se pone la mezcla en un recipiente donde se agregará la levadura, para convertir el azúcar del mosto en alcohol. El recipiente debe permitir la salida de aire, pero no la entrada, por eso se suele poner un globo pinchado en el morro del recipiente. Este proceso dura 10 días aproximadamente, y debe conservarse el recipiente con la mezcla en un lugar oscuro a 19-20°C.
  5. Maduración: se pasa la cerveza a otro bidón para eliminar residuos y se deja descansar la mezcla durante una semana. Es mejor que este proceso se lleve a cabo en un lugar frío. También aquí es donde debe carbonatarse la cerveza añadiendo un almíbar. El almíbar se prepara con 8 gramos de azúcar por litro, que se calientan en un recipiente con poco agua hasta que hierve. El almíbar se debe mezclar con el mosto. Durante estos días, es mejor que reposen a temperatura ambiente.
  6. Embotellamiento: Se divide la mezcla final en botellas y se dejan reposar otros 10 días. Para saber si está lista, basta con abrir una y comprobar que tiene gas. 

Esta es nuestra receta para hacer cerveza artesana, esperemos que os guste. Si aún no estáis listos para lanzaros a hacer la vuestra; o si preferís comprarla hecha, aquí os dejamos diferentes opciones de cerveza artesana gallega.

barril de cerveza

En Galicia, encontramos diversas opciones de cerveza artesana gallega a la venta. Cada una tiene características propias según la elaboración, las técnicas, el lugar, el clima…

Áncora

La cervecera Áncora tiene dos rasgos claros que la identifican: el gusto por el mar y los tatuajes. La vinculación de estos dos símbolos con la cerveza se hace con el nombre “Áncora”, y cada etiqueta es un diseño diferente basado en tatuajes old school.

Su producto se fabrica en Ourense, en los últimos años produjo entorno a 100.000 litros al año. Además, tiene una cervecería propia en Ourense y otra en Santiago. Su página de Facebok: https://www.facebook.com/CervexaAncora/

Cervexa Nós

Una de las más conocidas es la cerveza de la marca Nós. Esta, que toma el nombre de la Xeración Nós, es una marca registrada en 2014 con producción en una microfábrica en Vigo. En la página oficial, podéis encontrar diferentes variedades fabricadas por ellos.

Galician Brew

Galician Brew es una microcervecería en Ponteareas, donde intentan “integrar la elaboración artesana con la ilusión de hacer un proyecto sostenible en nuestro origen”

Sus ingredientes, 100% naturales; y su proceso de fabricación, natural. Su carbonatación y su filtración son procesos naturales, y aún así consiguen reducir al mínimo los posos y sedimentos de levadura. En su página web ofrecen más información sobre ellos y sus variedades.

cerveza

Menduiña Loira

Esta cerveza, fabricada por Menduiña en Cangas do Morrazo, es de tipo Lager, de color dorado con una suntuosa capa de espuma blanca. Está fabricada con ingredientes naturales y su levadura es de baja fermentación. Además, es sin gluten y su graduación de alcohol es de 6,5°.

Kel’s

La cerveza Kel’s está fabricada en A Coruña, y tiene algo de especial: dentro de la fábrica hay una zona donde puedes degustarla. Puedes ir un día por allí y encontrarte tomando una cerveza artesanal en la propia fábrica, servida por el dueño. 

La cerveza es del tipo “Belgin Pale Ale” y es muy suave. Ofrecen más variedades, como la Kel’s Bitter Pan o Kel’s Hevyness. Y recibió el premio a la mejor cerveza en 2015.

Si te interesa el tema de las bebidas también puedes leer nuestro artículos sobre la Queimada o el Cafe Licor.

Para leer más artículos, haz click aquí!