Morriña

Comparte este artículo

Seamos de donde seamos, cuando estamos fuera de casa, a todos nos une una simple palabra; morriña.

Esa palabra que aún dicha en mil idiomas, con mil acentos y desde cualquier parte del mundo, siempre va a significar todo lo que echamos de menos en algún momento de nuestra vida.

Ese sentimiento de tristeza que tenemos al estar lejos de nuestra tierra, de nuestros lugares o seres queridos.

Parece que no nos hace falta nada de lo que tenemos cerca, hasta que por algún motivo en la vida, tenemos que alejarnos de ello. Es entonces cuando realmente valoramos todo lo que teníamos aunque fuese lo más pequeño del mundo.

Vistas desde el monte santa tecla

Este sentimiento se agranda si hablamos de nuestros familiares, amigos, lugares de nuestra tierra. Cuando tienes que marchar lejos y lo único que puedes llevar contigo son los recuerdos y la esperanza de poder regresar junto a todo lo que más quieres cuanto antes, aparece la Morriña.

Desde luego que hoy en día, la tristeza de estar lejos, se puede hacer más llevadera, gracias a las redes sociales, los móviles y todos los adelantos tecnológicos que tenemos. Pero aún así, nada sustituye un abrazo de la gente que más quieres, la comida casera recién hecha, las tardes de risas con los amigos y todas esas sensaciones que son las que hacen que suframos la nombrada morriña.

Evidentemente, en esta época que nos toca vivir, es bastante más fácil sobrellevar este sentimiento, puesto que viajar hoy en día es normalmente más fácil y asequible para casi todo el mundo. Es obvio que cuanto más cerca más fácil el viaje. Es verdad que todas esas personas separadas incluso por continentes, no tienen la misma facilidad.

Pero hay que pensar en nuestros antepasados que solamente el recorrer 100km, les llevaría semanas, nosotros en unos pocos días podemos estar en cualquier parte del mundo y sí, está claro que el problema en muchos casos es económico, pero aún así, lo tenemos mucho más fácil para aplacar un poco esa morriña.

Siempre que podamos adquirir productos de nuestra tierra, ya sea llevándonos algo en nuestros viajes, pidiéndolos por internet en las plataformas que con todo el cariño y dedicación del mundo hacen posibles estos encargos y envíos, pidiendo a los nuestros que nos envíen cosas ricas, también nos sentiremos muy cerca de casa.

Seguramente, algo muy importante, quizás lo más importante, es mantener el máximo contacto con toda la gente que queda en tu tierra, whatsapps, llamadas, videollamadas, correos electrónicos, y aunque parezca que queda muy anticuado… el correo ordinario es una opción estupenda y cercana, aunque sea algo más lento. Pero siempre guardará esa cercanía y emoción de estar pendiente de recibir la carta y querer responder cuanto antes, para continuar la correspondencia.

Aunque pensándolo bien, no hace falta estar lejos de algo o alguien para echarlo de menos. Naturalmente la morriña también es añorar algo que has tenido y ya no está, momentos buenos que pasaron, lugares en los que has estado o gente que ha estado en tu vida en algún momento, ya sea en la niñez o a lo largo de los años.

Puede ser que aún siendo algo doloroso, en cierto modo, es un buen sentimiento, ya que eso significa que tenemos algo o alguien que queremos y necesitamos. Si fuese al contrario, sería señal de que no nos importa nada más allá de nosotros mismos, con lo cual, realmente estaríamos demasiados solos. Por eso aún notando ese pinchazo en el corazón, deberíamos sentirnos bien al tener morriña de nuestra tierra, nuestra familia, nuestros amigos…

Así que ya sabéis, los que estéis cerca aprovechad todo lo bueno, reid, disfrutad, saboread, que nunca se sabe si algún día nos tocará estar lejos añorando todo lo que tenemos en otro lugar. 

Y los que estéis lejos, esperamos que con estas humildes palabras os hayáis sentido un poco más cerca, que pongáis a prueba lo que os contamos para ver si funciona y hacer todo lo posible por ser siempre muy felices, lejos o cerca, pero sonreid todos los días.

Los amigos de sentideo.com nos ayudan a que ese sentimiento de morriña sea más leve con sus packs de productos 100% gallegos.