Playas gallegas

9 playas gallegas que deberías visitar

Comparte este artículo

Galicia, siempre rodeada de tantos tópicos sobre la lluvia y la temperatura fresca. Por raro que parezca, estos tópicos son totalmente reales y es cierto que llueve, pero como nosotros decimos: “nunca choveu que non escampara”. Por eso, en el verano, cuando ya “escampó”, somos unos privilegiados: tenemos unas playas preciosas y la temperatura idónea para no pasar ni frío ni calor. Entonces… vamos a conocer un poco nuestras playas, ¿no?

A lo largo de la comunidad, encontramos muchísimas playas, sobre todo por la costa oeste. La costa gallega se divide en dos zonas pronunciadas: las Rías Altas y las Rías Baixas.

Las primeras abarca la costa desde Ribadeo hasta Fisterra, aproximadamente, y destaca por sus increíbles acantilados rocosos, los cabos y los faros. Suelen ser playas más abruptas y también más venteadas que las del sur de Galicia, pero tienen su propio encanto. Además, al haber una menor afluencia de turistas, también son playas más vírgenes y menos explotadas por la acción humana.

Dentro de las Rías Altas nos encontramos A Costa da Morte, la región que abarca desde Malpica hasta Fisterra. Incluye playas como la de Traba y Soesto, faros como el de O Roncudo, islas como las Sisargas… y mucho más. Se llama así por la relación directa con las piedras y el mar, dando lugar a numerosos naufragios, como el de el HMS Serpent o el Prestige, marea negra de petróleo que cubrió y dañó toda la zona.

Las Rías Baixas, por el contrario, suelen gozar de un clima más apacible y cálido, con unas costas con aguas más tranquilas y acantilados menos empinados y rocosos. Son la zona más turística de toda Galicia, exceptuando Santiago de Compostela, y en verano están siempre llenas de personas que quieren disfrutar del paraíso pero en la comunidad gallega.

En toda la comunidad destaca el gran número de rías a lo largo de toda la costa, y sobre todo en la zona oeste y suroeste de Galicia. También podemos apreciar numerosos entrantes y salientes, con pequeñas islas tanto habitadas como desiertas. Las playas, algunas son más abrigadas, formadas encima de las rías, y otras son más venteadas y perfectas para hacer deportes acuáticos como surf o kitesurf.

Descubre 9 recomendaciones de la casa, donde podrás realizar todas las actividades que desees.

1. Playa de As Catedrais

Esta playa, situada en Ribadeo, Lugo, es una de las más turísticas de toda la comunidad. Pero su atractivo turístico no es el descanso y los baños en sus aguas, para nada. Lo que la diferencia de las demás son los arcos y las cuevas que recorren toda la playa, y que solo quedan a la vista cuando la marea está baja. La visita se recomienda durante el tiempo entre las dos horas antes y dos horas tras la bajamar.

Los arcos y las cuevas tan especiales se formaron por la combinación entre distintas fracturas y su situación, siempre con el mar erosionando las rocas. Esta sucesión de pasadizos, cuevas y arcos, hacen que la playa sea totalmente distinta a las que estamos acostumbrados a ver.
Hay temporadas donde es necesario reservar para visitar la playa, sobre todo en verano y en Semana Santa.

2. Playa de Pantín

La playa de Pantín es una delicia para los surfistas, una meca para el mundo del surf en Galicia. Desde hace más de 25 años se lleva celebrando el campeonato de surf Pantín Classic, uno de los más famosos a nivel estatal. Son 10 días llenos de los mejores surfistas del mundo cogiendo olas, competiciones, música, comida y actuaciones.
Además, el arenal tiene una extensión de casi 1 kilómetro y dispone de muchísimos servicios, como aseos, lavapiés y duchas, servicio de limpieza, establecimientos hosteleros cerca…

3. Playa de Laxe

En plena Costa da Morte nos encontramos la villa de Laxe, y ya, de primeras, la playa de laxe. Se extiende por casi todo el pueblo, pues ocupa casi 1,5 kilómetros. La arena es muy fina y blanca, y destacan las pequeñas dunas de arena que protegen al pueblo de la marea. A lo largo también hay un paseo marítimo que recorre toda la playa hasta unirse con el muelle.

Playa de Laxe

Porque Laxe es un pueblo pesquero, y una de las actividades económicas principales es la pesca. Otra de las actividades es el turismo, que está sufriendo un importante aumento en los últimos años.
La playa, a pesar de los turistas, nunca se llena, pues es muy larga. Además, según vas andando por ella, ves como cambia la arena, las corrientes, las algas…

Además, en Laxe también está la curiosa playa de los cristales, imprescindible la visita.

4. Playa de Carnota

También en la Costa da Morte está la playa más larga de Galicia, con 7 kilómetros de longitud. Presenta una zona de marismas y dunas, donde se conservan diversas especies de flora endémica y donde habitan aves migatorias. La arena es blanca y fina, y sus aguas son cristalinas, como si se tratase de un paraíso. La ocupación es baja y está levemente alterada por el hombre, con un alto grado de conservación.

Playa de Carnota

5. Playa de As Furnas

En Porto do Son nos encontramos una playa de arena blanca y fina que destaca por algo más: sus pozos de agua. ¡Quizás deberíamos haberla incluido en nuestro artículo sobre pozas naturales! Estos pozos son de aguas cristalinas, y están, en su mayoría, rodeadas por rocas. Es la playa donde Ramón Sampedro, protagonista de la película inspirada en hechos reales llamada Mar Adentro, sufrió el accidente que le dejó tetraplégico. También es conocida por salir en la serie Fariña, de A3media.

Hay que tener mucho cuidado con las piedras, así como su fuerte oleaje y el viento. Cuando la marea está baja, se descubren las pequeñas y espectaculares pozas.

6. Playa de A Lanzada

Esta playa de más de 2 kilómetros y totalmente en mar abierto es un lugar para conectar con el mar y desconectar del estrés. Ha sido galardonada muchas veces con la bandera azul, y es una de las más conocidas de Galicia. Está situada entre los municipios de O Grove y Sanxenxo, y dispone de muchos accesos y zonas para aparcar. La arena es fina y blanca, pero estar en mar abierto, tiene un fuerte oleaje. A veces también es muy venteada, por lo que es perfecta para hacer surf, windsurf y kitesurf.

Playa de la Lanzada

7. Playa de Canelas

Ya dentro del municipio de Sanxenxo, concretamente en Portonovo, está la playa de Canelas. De 400 metros de longitud y con aguas calientes y cristalinas, consigue posicionarse como una de las más frecuentadas en verano. Debido a su tamaño, la calidad de la arena, fina y blanca, y el oleaje moderado, su grado de ocupación suele ser muy alto. Además, ha recibido el distinto europeo de Bandera Azul. Hay zona de aparcamiento cerca, aunque suele estar ocupado. Además, dispone de servicios de socorrismo, duchas, aseos y acceso a discapacitados.

Playa de Canelas

8. Playa de Rodas

La playa de Rodas está considerada como una de las mejores playas del mundo según diversos portales. Está en la isla norte de las Illas Cíes, en la Ría de Vigo. El acceso a la playa debe ser en barco desde Vigo, Cangas… hasta las Cíes. Además, hay que pedir una autorización para poder ir. Eso sí, todo el papeleo y el viaje en barco, es compensado con solo poner un pie en la fina y blanca arena de la playa.

Playa de Rodas

Un lugar privilegiado dentro del Parque Nacional das Illas Atlánticas. La calidad de las aguas a la hora del baño, la impresionante arena, los servicios y las instalaciones, y la protección ambiental han hecho que se le otorgue el reconocimiento de la bandera azul. Cerca hay distintos restaurantes y bocaterías, así como un camping para pasar la noche.

9. Playa América

Esta playa situada en Nigrán tiene una arena muy fina y, ojo, de color dorado, a diferencia de todas las anteriores. Su oleaje es moderado gracias a que se encuentra en la Bahía de Baiona, y protegida por la península de Monteferro.

Playa América

La playa está partida en dos por la desembocadura del río Muíños, y deja dividida la playa del Norte, la de Panxón, de la del sur, Playa América. Tiene una longitud de 1,2 kilómetros, y su ocupación es bastante alta. Dispone de servicios como la policía local, salvamento y vigilancia, así como acceso a discapacitados. Además, cerca hay servicios de hostelería, camping, alojamiento…

Si queréis saber más sobre ellas, solo tenéis que proponer un día y acercaros a disfrutar del sol y de las distintas playas vosotros mismos.
¡Esperamos que os haya gustado!